Header Ads Widget


Titulares

6/recent/ticker-posts

Presidente de AMCHAMDR: “Demostremos que en un momento de reorganización a escala mundial, los dominicanos podemos también ser líderes”

 

 Roberto Herrera, presidente del AMCHAMDR

Santo Domingo, D.N.

En el tradicional almuerzo de la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana (AMCHAMDR), Roberto Herrera apuntó a que, es en este momento de transformación por el que atraviesa el país, cuando ganan relevancia estrategias comerciales como el nearshoring, uno de los temas que marcará la agenda de la cumbre de presidentes que se celebrará los días 10 y 11 de diciembre.

En su ponencia “RD 2022: Democracia, estabilidad y crecimiento”, el presidente de la República, Luis Abinader, orador principal de este encuentro, apuntó al crecimiento económico que encara el país, proyectado en un 5% para los próximos años y la recuperación casi total de los empleos perdidos, para finales de este año.

Santo Domingo, 8 de diciembre. Gracias a su posicionamiento como una de las democracias más estables

y con mayor crecimiento de la región, República Dominicana encara un futuro optimista marcado por la oportunidad de aprovechar estrategias comerciales como el nearshoring para afianzar su posición como Hub comercial y logístico del Caribe. Así lo consideró el presidente de la República, Luis Abinader, durante su ponencia “RD 2022: Democracia, estabilidad y crecimiento”, como orador principal en el tradicional almuerzo de la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana (AMCHAMDR).

“Nuestro país se coloca en una posición privilegiada, teniendo una ubicación geográfica en el centro del Caribe, con unos fundamentos económicos muy estables y unas ventajas comparativas y competitivas envidiables”, apuntó el presidente Abinader. “Las cadenas globales de valor se han acortado, acercando los centros de producción con los mercados de consumo, fenómeno conocido como nearshoring”, completó; señalando uno de los temas que marcará la agenda de la cumbre que tendrá lugar los próximos 10 y 11 de diciembre, entre los presidentes de Costa Rica, Panamá y República Dominicana.

Es en este contexto donde la relación con Estados Unidos cobra aún más relevancia para el país. “Una prioridad inmediata del gobierno es impulsar la inversión extranjera directa y las exportaciones. Este era nuestro objetivo incluso antes de la pandemia. Esperamos que este año captemos otros 3 mil millones de dólares en IED”, señaló el presidente Luis Abinader.

En este sentido, previo a la ponencia del presidente de la República, Roberto Herrera, presidente de AMCHAMDR, coincidió en apuntar a las grandes oportunidades de crecimiento que presenta el país, gracias a la “estabilidad y predictibilidad que atesora”, como demuestran los principales indicadores internacionales. “Si vinculamos la colaboración público-privada con la relación bilateral que venimos cultivando con Estados Unidos, podemos convertir la siguiente década en un auténtico ciclo de crecimiento y modernización para nuestro país. Incluido, por supuesto, alcanzar la creación de los 600,000 nuevos puestos de empleo que el presidente Abinader señala como una meta realista para el sector privado”, expresó.

Algunos datos que manifiestan la importancia de esta relación bilateral, según apuntó Herrera en su discurso de apertura, son los siguientes: primero, Estados Unidos acoge a cerca de 2 millones de dominicanos, que solo a octubre de este año han enviado más de 7 mil 300 millones de dólares en remesas equivalente al 85% del total recibido; segundo, más del 40%, de los turistas que vienen a nuestro país son norteamericanos; y tercero, el intercambio comercial entre ambos países este año sobrepasará los 15 mil millones de dólares.

AMCHAMDR “abre las puertas” a este proceso de crecimiento en alianza con el sector público, fruto de lo cual han surgido importantes iniciativas, según recordó Herrera, como las mesas de Logística, Nearshoring, Burocracia 0 y Transformación digital que son colideradas por el Ministerio de la Presidencia y AMCHAMDR; y entre cuyos logros se destacan los avances en el servicio Despacho 24 horas de Aduanas y la regulación del teletrabajo.

Según completó Herrera, “podemos aprovechar este momento para desplegar nuestras energías y desarrollar todo nuestro potencial. Desde AmchamDR, no aspiramos más que a continuar colaborando en todo este proceso”.

En este tradicional encuentro de la Cámara, celebrado en el Salón Gran Embajador del Hotel Embajador de Santo Domingo, acompañaron al presidente de la República Luis Abinader representantes de su gabinete de Gobierno, además de importantes personalidades del sector público, líderes empresariales y representantes de los medios de comunicación.

El AMCHAMDR Encounter contó con el patrocinio de las empresas que conforman el Círculo Élite de AMCHAMDR: AES Dominicana, Barrick Pueblo Viejo, Cervecería Nacional Dominicana, CITI, HIT Puerto Río Haina, Grupo Humano, Inicia, Grupo Martí, Grupo Rica, Grupo SID y Squire Patton Boggs.

Sobre la Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana (AMCHAMDR)

La Cámara Americana de Comercio de la República Dominicana (AMCHAMDR por sus siglas en inglés) es una asociación sin fines de lucro, incorporada legalmente el 8 de noviembre de 1923, que fomenta un clima de inversión saludable basado en el acceso de conocimiento, oportunidades y una cultura de mejores prácticas para el desarrollo socio-económico y profesional de sus socios. AMCHAMDR está afiliada a la U.S. Chamber of Commerce y es miembro fundador de la Asociación de Cámaras Americanas de Comercio en América Latina (AACCLA por sus siglas en inglés).

AMCHAMDR trabaja una agenda diseñada para conectar y representar a sus socios de nuevas tendencias en el mundo de los negocios, mercados e indicadores tanto a nivel nacional como internacional. Su catálogo de servicios está diseñado para agregar valor a sus miembros, ofreciendo soluciones concretas e identificando oportunidades de crecimiento empresarial y profesional.

 

 

 

PALABRAS PRESIDENTE

AMCHAM ENCOUNTERS

 

Democracia, estabilidad y crecimiento.

 

Salutaciones,

Amigas y amigos,

 

En primer lugar, déjenme que mis primeras palabras sean de agradecimiento y reconocimiento. Es un verdadero placer de nuevo compartir con todos ustedes esta serie de encuentros que auspicia la Cámara Americana de Comercio.

La AMCHAM es un importante referente y colaborador de nuestro gobierno, donde juntos trabajamos para la mejora del clima de negocios del país, el aprovechamiento del nearshoring y para afianzar la posición de República Dominicana como el Hub comercial y logístico del Caribe.

Por eso, vaya por delante darles las gracias por su trabajo, su visión y entrega. De corazón se los digo.

Esta ocasión nos reunimos casi finalizando el año, en una época en la que reflexionamos sobre el camino recorrido, pero también, sobre el futuro poniendo en perspectiva las metas que queremos alcanzar.

Somos conscientes de los retos que todavía atraviesa el mundo sumido en una pandemia y de que la recuperación tanto sanitaria, como económica todavía es desigual en muchos países.

El paradigma post-pandemia aún se encuentra en construcción, pero ya vemos algunos visos de cambios estructurales que impactan la forma en que se producen, distribuyen y consumen los bienes y servicios.

Las cadenas globales de valor se han acortado, acercando los centros de producción con los mercados de consumo, fenómeno conocido como “nearshoring”. En ese sentido, nuestro país se encuentra en una posición privilegiada, gozando de una ubicación geográfica en el centro del Caribe, con fundamentos económicos muy estables y ventajas comparativas y competitivas envidiables.

Esas ventajas se extienden también al plano institucional. Nuestro país tiene una de las democracias más estables y con mayor crecimiento económico de la región.

Nuestro gobierno fue elegido y ha gobernado durante la peor crisis que hemos vivido en el siglo XXI. Afortunadamente, nuestra democracia ha sido resiliente.

Según la medición del Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral (IDEA), en 2020 nuestro país pasó de ser clasificado como una “democracia débil”, a ser catalogado como una “democracia de desempeño medio”, por primera vez desde inicio de siglo.

Además de eso, República Dominicana fue, por mucho, el país de la región que más aumentó su puntaje en el Índice de Capacidad para Combatir la Corrupción (CCC), correspondiente al año 2021.

Por primera vez en nuestra historia, el Ministerio Público es independiente del Poder Político, una de las reivindicaciones más significativas de los movimientos sociales y la sociedad civil.

Asimismo, dispusimos la creación de un Programa de Cumplimiento Normativo de Contratación Pública y Comités de Seguimiento; la aprobación de un Plan General de Reforma y Modernización de la Administración Pública y, más recientemente, la promulgación de la nueva Ley de Aduanas y la Ley de Mejora Regulatoria y Simplificación de Trámites.

También estamos trabajando en un proyecto de ley que modificará la Contraloría de la República para hacerla más efectiva. Por igual trabajamos con expertos y gobiernos amigos como el de Estados Unidos para reformar y modernizar nuestra fuerza policial.

Todo esto se produce en un contexto de convulsión política, económica, social y cultural para América Latina y el Caribe, donde parte de la región se aleja de la estabilidad que había logrado desde fines de la década de los noventa.

En áreas donde a la región destacaba, como son los procesos electorales y el pluralismo político, así como el respeto a las libertades civiles, hemos visto una regresión con alarmantes tendencias autoritarias.

En ese sentido, Freedom House evidencia en su informe 2020, quince años consecutivos de repliegue de las libertades civiles y la democracia a nivel global.

Señores, la crisis de la democracia se ha agravado con el COVID – 19. En muchos casos, el estado de emergencia durante la crisis permitió que regímenes represivos y líderes populistas redujeran los niveles de transparencia, promovieron información engañosa o deliberadamente falsa y restringieron las críticas sobre el manejo de la pandemia.

Sin embargo, en medio de esta convulsión, nuestro país ha mantenido la estabilidad democrática, el respeto a los derechos civiles y la senda del progreso económico.

El caso de República Dominicana es singular. Hemos celebrado 12 elecciones presidenciales consecutivas en las que se ha preservado en mayor o menor medida el orden democrático y la transición ordenada del poder. Aún en aquellas que fueron problemáticas aprendimos lecciones positivas que llevaron a reformas para fortalecer nuestras instituciones.

Ahora bien, si les digo que para finales de este año la economía dominicana habrá recuperado casi la totalidad de los empleos perdidos durante la pandemia y logrado crecer un 10%, negando así todo el efecto de la pandemia, ¿les impresionaría? Pues tengo para decirles que, no solo lo lograremos, sino que ya estamos proyectando un crecimiento del 5% para los próximos años.

Es el equivalente de crecer a una tasa del 4% durante la pandemia.

Adicionalmente, hemos vacunado completamente al 64.8% de la población objetivo lo que nos ha permitido relajar las medidas de distanciamiento social y relanzar la economía, en particular el turismo.

Amigas y amigos, este país esta trabajando ya a pleno rendimiento y ofrece posibilidades infinitas.

Otra prioridad inmediata del gobierno es impulsar la inversión extranjera directa y las exportaciones. Este era nuestro objetivo incluso antes de la pandemia.

Esperamos que este año captemos otros 3 mil millones de dólares en Inversión Extranjera Directa. El año pasado, EE. UU. fue la fuente del 30% de la IED en República Dominicana.

Pero podemos captar mayor inversión de EEUU y estamos trabajando en formas de lograrlo.

En los últimos años, la desviación comercial de las importaciones estadounidenses desde China ha ascendido a más de 88.000 millones de dólares al año. Esto ha sido absorbido principalmente por otros países de Asia oriental y Europa.

Sin embargo, las importaciones estadounidenses de muchos de esos países apenas tienen un 4% de su valor agregado originado en EE.UU.

Por el contrario, las importaciones estadounidenses de nuestra región del DR-CAFTA, están más cerca de casa e incluyen alrededor del 40% del valor agregado generado por Estados Unidos, porque nuestros países ya importan muchos componentes, suministros y materias primas de este país.

Por lo tanto, un aumento de las exportaciones dominicanas a EE.UU. también aumenta los empleos y las exportaciones estadounidenses.

Para potenciar nuestras relaciones con EEUU, hemos impulsado junto a Costa Rica y Panamá, la “Alianza para el Desarrollo en Democracia”. En octubre pasado, los tres presidentes nos dimos cita en Panamá donde emitimos una importante declaración que dio pie a compromisos puntuales que ya rinden frutos.

Las tres áreas de acción de esta alianza son: política, cooperación y economía. Este próximo fin de semana nos reuniremos en Puerto Plata para dar seguimiento a los trabajos e impulsar nuevas iniciativas.

Cabe resaltar que el intercambio comercial total con EEUU de nuestras tres economías nos colocaría, si fuéramos un solo país, como el tercer socio de EEUU, con más de 86.000 millones de dólares en los últimos dos años y medio. Esto convierte a nuestra alianza en un evento significativo en la región.

En línea con la intención de Estados Unidos de revisar su cadena de suministro para sectores estratégicos, nuestro gobierno está creando las condiciones para que las empresas que buscan producir más cerca de Estados Unidos lo puedan hacer desde nuestro territorio.

De los sectores identificados por el informe "Revisión de la cadena de suministro de 100 días" ordenado por el presidente Biden, hay oportunidades para muestro país, entre muchos otros en: baterías de gran capacidad, equipos de protección personal y productos médicos.

En línea con esa estrategia, nuestro gobierno emitió un decreto, el 621-12, que instruye al Ministerio de Industria Comercio y Mipymes, al Ministerio de Relaciones Exteriores, y al Consejo Nacional de Competitividad a preparar un informe en 90 días, para identificar las oportunidades y desafíos surgidos para República Dominicana a raíz de la reconfiguración de las cadenas globales de suministro y valor, así como el aprovechamiento de proximidades geográficas (nearshoring), en consulta con el sector privado, el cual estará listo en los próximos días.

Cabe resaltar que el Ministerio de Industria y Comercio se ha venido reuniendo desde hace tiempo con empresas estadounidenses que actualmente tiene su producción en Asia, pero que están interesadas en aprovechar el DR-CAFTA, el memorando de entendimiento y la cercanía del país con Estados Unidos.

 

Señoras y señores,

Nos encontramos en un periodo único en la historia.

Mientras el mundo se enfrenta a una de las mayores crisis en una generación, las nuevas dinámicas globales a nivel económico, social, tecnológico y geopolítico nos obligan a reinventarnos.

La relación entre Estados Unidos y República Dominicana es especialmente estratégica para nuestro país. Nuestro gobierno y quien les habla, hemos mostrado la voluntad y la disposición de fortalecerlas y potenciarlas. Prueba de ello es la reciente resolución aprobada por el Senado de Estados Unidos, con apoyo bipartidista, promovida por los senadores Menéndez y Rubio. Asimismo, por la invitación del presidente Biden a nuestro gobierno a participar con un papel estelar en la Cumbre por la Democracia a celebrarse mañana y pasado.

Imaginen un país con un manejo de la pandemia ejemplar en la región, con índices de crecimiento de dos dígitos, con posibilidad de inversión en sectores punteros de futuro, un país con seguridad jurídica, con instrumentos de cooperación e incentivos a la actividad económica, que genera empleo y que está dispuesto a ser líder y referente en crecimiento y desarrollo. Ese país existe y es República Dominicana.

Inviertan, visítennos, apoyen y apuesten por este país. Es una apuesta segura. Se lo garantizo.

Muchas gracias a todos y todas y que Dios les bendiga siempre.

 

 

Roberto Herrera

Discurso AMCHAM-DR

8 diciembre 2021

VERSION 08:30AM 8/12/2021

Saludos protocolares

Señoras y señores,

Doy gracias a Dios ante todo por la dicha de poder estar juntos compartiendo nuevamente en nuestro tradicional almuerzo de esta su Cámara Americana de Comercio y sobretodo en esta época tan especial que se acerca al final de este 2021.

Agradezco en nombre de AMCHAMDR al presidente Abinader por haber aceptado nuestra invitación para ser nuestro orador y huésped de honor con el reinicio de nuestros tradicionales almuerzos.

Además, agradezco a las empresas miembros que se involucran arduamente en el trabajo diario de AMCHAMDR y en especial a los miembros del Círculo Elite y patrocinadores.

En los últimos doce meses, muchos de los presentes han estado inmersos en la gran tarea de conservar los empleos y de reactivar la actividad económica. Pero sobre todo, es preciso reconocer a todos los que han trabajado en proteger la salud de la gente, como la mayor prioridad en este proceso de recuperación post pandemia. Es importante, seguir con el mismo ímpetu fortaleciendo el sistema de salud para continuar logrando la recuperación económica.

Es el momento de pensar en lo que hemos logrado, en los retos que hemos superado y también, por supuesto, en el futuro.

Pero antes quiero compartir con ustedes una anécdota que refleja la importancia de las alianzas público – privadas para el desarrollo de las naciones. A los pocos meses del presidente Abinader juramentarse, el Consejo de Directores de AMCHAMDR fue a visitarlo con el objetivo de presentarle sus planes de trabajo. En el medio de la presentación, el presidente, al ver la alineación de planes entre la Cámara y el plan de gobierno, integra al ministro Macarrulla a la reunión y es el inicio de los trabajos de las mesas de Facilitación de Comercio (Logística), Nearshoring, Burocracia 0 y Transformación digital que son co-lideradas por el Ministerio de la Presidencia y AMCHAMDR. Han sido muchos los logros alcanzados, entre los cuales se destacan los considerables aportes para lograr el servicio de Despacho 24 horas en Aduanas, la incorporación de la firma digital para la suscripción de los contratos de teletrabajo y los insumos para conformar la Agenda Digital 2030 incluyendo la visión del sector privado.

Estimados amigas y amigos,

 

El mundo continuará reorganizando sus flujos comerciales, financieros y productivos, por lo que, como señalé hace dos semanas en un encuentro con el encargado de negocios de la embajada estadounidense, Robert Thomas, la relación con Estados Unidos cobra aún más relevancia para nuestro país a lo largo de la próxima década.

Porque la pandemia del Covid ha puesto de manifiesto la necesidad de dar paso a un modelo de cadenas de valor más cortas, más sostenibles y más seguras ante cualquier disrupción política, climática o de salud.

Es en el marco de esta transformación que ganan relevancia estrategias como el nearshoring. Esta es la gran oportunidad que está y debe seguir aprovechando nuestro país.

Ya que tenemos todo lo necesario para ser, durante los próximos diez años, como dijera hace unas semanas un imán de las inversiones y del crecimiento ligado al nearshoring.

Y no solo por nuestra cercanía geográfica con Estados Unidos, sino también por dos factores clave, que nos colocan en un lugar privilegiado.

En primer lugar, el fluido intercambio de personas, de ideas y de mercancías entre nuestras dos naciones.

Y en segundo lugar, pero no menos importante, porque nuestro país atesora algo muy valioso: estabilidad y predictibilidad.

Lo anterior nos ha hecho merecedores recientemente de reconocimientos por parte de reputadas instituciones de los Estados Unidos y globales como la calificadora de riesgos norteamericana S&P Global al subir la perspectiva crediticia de RD de negativa a estable, del Bank of America cuando opina que la trayectoria macroeconómica de RD es la más prometedora de América Latina para los próximos años, y estima ser el segundo país con mayor crecimiento económico de la región con 11.5% para 2021 o la OMT que declara que República Dominicana es el mejor país para invertir en el sector turístico.

Señoras y señores,

Con Estados Unidos nos une un vínculo de hermandad y reciprocidad, el cual fue reflejado en la resolución presentada ayer por los senadores estadounidenses Menéndez, Rubio, Cardin y Cassidy que reafirma la relación bilateral entre ambos países. Este vínculo se expresa en varias vertientes: primero, es la nación que acoge a cerca de 2 millones de compatriotas. Dominicanos que sólo a noviembre de este año han enviado más de 7 mil 300 millones de dólares en remesas equivalentes al 85% del total recibido por los canales formales según cifras del Banco Central. Segundo, más del 40%, de los turistas que vienen a nuestro país son estadounidenses, una de las industrias que sustenta nuestra economía; y tercero, tenemos un intercambio comercial entre ambos países que este año sobrepasará los 15 mil millones de dólares.

Fijémonos, por ejemplo, en nuestras zonas francas, que han ido evolucionando desde sectores como textil y calzado hacia productos más sofisticados como dispositivos médicos. Hoy en día, la inversión estadounidense en este sector sobrepasa el 50%.

O en el sector audiovisual, donde la ley de cine ha logrado consolidarnos como una importante locación para rodar largometrajes.

Sin embargo, es importante que, en este esfuerzo por atraer inversiones, no nos limitemos a competir de la forma más mecánica con los países de nuestro entorno. No debemos competir a la baja, sino buscar aliados estratégicos para aumentar nuestro perfil en nuestra región y en el mundo.

Y en este caminar juntos, ha sido clave el papel del presidente, Luis Abinader, de la vicepresidenta, Raquel Peña y de los ministros Lisandro Macarrulla, José Ignacio Paliza, Roberto Alvarez, Ito Bisonó, Luis Miguel de Camps y David Collado, así como del director de Aduanas, Eduardo Sanz Lovatón.

Es indudable que en nuestra región hay países con serios problemas. Pero también hay otros que han apostado por la apertura, el crecimiento y la cooperación.

Podemos aprender mucho de estos países y podemos aportarles también.

Por eso, la importancia de la Alianza para el Desarrollo en Democracia anunciada por el Presidente Abinader en la cumbre realizada entre Costa Rica, Panamá y República Dominicana, en la septuagésima sexta Asamblea General de las Naciones Unidas.

Es por ello, que tenemos puestas grandes esperanzas en la cumbre que celebrarán en nuestro territorio pasado mañana, los presidentes de los tres países. Un encuentro que precisamente tendrá como uno de sus principales puntos de agenda el comercio y el nearshoring.

Igualmente, saludamos la participación como panelista del presidente Abinader en la Cumbre Virtual por la Democracia que inicia mañana, convocada por el Presidente Biden con motivo de reunir a los principales líderes mundiales en torno a una agenda común de promoción de la democracia.

Estamos confiados que estas dos iniciativas contribuyen a realzar el perfil de la República Dominicana en el área internacional, siempre sobre los pilares fundacionales de nuestro país como son el respeto a las libertades y el estado de derecho.

Señoras y señores,

Desde AmchamDR, apoyaremos y acompañaremos todas estas iniciativas que conduzcan a que el concepto Made in the Americas y en especial el Made in the DR sea cada vez más una realidad.

A lo largo de sus 98 años de historia, esta Cámara ha trabajado decididamente por fortalecer los lazos con EE.UU. y procurar que esta relación sea lo más provechosa para ambos pueblos.

En esta nueva etapa que comienza, seguiremos jugando ese mismo papel, con aún más ilusión y perseverancia.

 

Pues si vinculamos la colaboración público-privada con la relación bilateral que venimos cultivando con Estados Unidos, podemos convertir la siguiente década en un auténtico ciclo de crecimiento y modernización para nuestro país. Incluido por supuesto alcanzar la creación de los 600,000 nuevos puestos de empleo que el presidente Abinader señala como una meta realista para el sector privado.

Es el momento de poner en práctica las lecciones aprendidas en los últimos dos años y trazarnos nuevas metas como país.

Pongámonos al frente de los acontecimientos.

Demostremos que, en un momento de reorganización a escala mundial, los dominicanos podemos también ser líderes.

Podemos aprovechar este momento para desplegar nuestras energías y desarrollar todo nuestro potencial.

Desde AmchamDR, no aspiramos más que a continuar colaborando en todo este proceso.

Les dejo, ahora sí, con el orador principal de este encuentro, que nos hace el gran honor de acompañarnos hoy.

El excelentísimo presidente Constitucional de la República, Luis Rodolfo Abinader Corona.

Señor presidente, el escenario es suyo.

¡Muchas gracias y Felices Fiestas para todos!

Giselle Contín

Gerente de Comunicación Institucional

809.332.7226 / 829.222.3212

gcontin@amcham.org.do

Publicar un comentario

0 Comentarios